Guía de parques bebé de juegos infantiles

Escrito por brandon 21/12/2015 0 Comentarios

Cuando el bebé ya ha aprendido a estar sentado, en torno a los seis meses aproximadamente, es bueno que tenga un espacio seguro en el que pueda coger confianza, experimentar con sus juguetes con toda libertad de movimientos. Por ello, los parques de juegos para bebés resultan un buen accesorio con el que los padres pueden dejar a los bebés con toda tranquilidad.
 

Pero, ¿cuáles son los requisitos fundamentales que deben cumplir los parques bebés de juegos?

  1. La estructura debe ser estable para que no se pueda volcar, que sea rígida y resistente.

  2. La base y protectores del parque deben estar bien acolchados y forrados para que, si el niño se cae estando dentro de él, no le pase nada.

  3. El diámetro de la red o rejilla que lleve el parque debe cumplir la normativa que asegure que el niño no pueda quedar atrapado en ella de ninguna manera.
     

Hay otras características que debemos tener en cuenta cuando decidamos comprar un parque de juegos:
 

  • Que pueda ser desenfundable y lavable para asegurar una correcta higiene y mantenimiento del parque.

  • Los mecanismos de apertura y cierre deben ser fáciles de accionar.

  • La base del parque debe ser rígida, no se debe curvar ante la presión o el peso del bebé.

  • La altura del parque debe tenerse en cuenta para que, cuando el bebé comience a ponerse de pie, no pueda caer fuera del parque.
     

Tipos de parque infantil de juegos para bebés
 

En el mercado podemos encontrar diferentes modelos, tamaños y diseños de parques de juegos para bebés según las necesidades  y usos que les queramos dar.

A continuación hacemos un repaso sobre los modelos más populares.

 

Parque de juegos clásico rectangular o cuadrado
 

Se trata de un parque de juegos de estructura metálica desenfundable, con malla o red en sus laterales y acolchado en las partes rígidas para evitar que el bebé se pueda hacer daño.
 


Parque de juegos americano
 

Este tipo de parques son similares a los anteriores, la única diferencia es que tienen un sistema de plegado más cómodo de tipo tijera o compás, lo cual lo hace más versátil a la hora de guardarlo o transportarlo.
 


Parque de juegos hexagonal
 

Este tipo de parques puede ser de estructura metálica o bien de madera. Como su propio nombre indica, tienen forma hexagonal de diferentes tamaños y algunos modelos permiten abrir la estructura para que, en lugar de usarlo cerrado, se pueda adaptar convirtiéndose en una barrera de seguridad para delimitar un espacio para el bebé o para que, por ejemplo, no pueda acceder a puertas o escaleras y evitar accidentes.